martes, 8 de mayo de 2012

Privatización de la sanidad XV

Movilizaciones ciudadanas contra la privatización de servicios públicos que han sido creados con nuestros impuestos, los de nuestros padres, abuelos, ...

Buenos días a todos,

Hace unos días que no escribo en este pozo y ha llegado el momento de volver a romper mi silencio.

No está el zarampo seguro de haber hablado aquí de cómo entra la privatización de la sanidad en un contexto general de neoliberalismo. Por si acaso lo citaré de forma breve. 


La base ideológica del neoliberalismo la proporcionan Milton Friedman y sus secuaces de la Escuela de Chicago. Sus teorías se refieren a varios campos pero creo que no me equivoco mucho si digo que pueden resumirse en "El Estado es el diablo". Se oponen con todas sus fuerzas a lo que ellos llaman "estatismo" que es cualquier intervención del Estado en la economía y en la sociedad.

Seguidores fieles de la teoría neoliberal en lo que se refiere a la sanidad fueron mandamases tan conocidos como don Pinochet en Chile y doña Thatcher en Gran Bretaña. Ambos siguieron las indicaciones de Friedman y entregaron la sanidad a empresas privadas que empezaron a forrarse a costa de la salud de sus ciudadanos.

En España la cosa no fue tan temprana aunque todo parece indicar por las trazas, ya dijo el zarampo que no le gustaba cómo caza la perrita, que seguimos a pies juntillas lo que la Dama de hierro y Pinocho ya experimentaron con anterioridad.

Son buenos ejemplos a seguir ¿eh? no me lo negarán... y si me lo niegan es que son todos ustedes unos rojazos peligrosos con antorchas en las manos dispuestas para la quema de iglesias, conventos y personal religioso... así que ¡tós callaos!.


¿Y en España? Hoy no toca hablar del último recorte de 7.000 millones de euros a la sanidad aunque da mucho que hablar pero hablaré de una ley muy cortita y muy fácil de entender que se llamó, en 1997, de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud o ley 15/97.

Lo que esa ley viene a hacer es dar barra libre para la entrada de todo tipo de entidades en la gestión del Sistema Nacional de Salud, es decir, un servicio público, creado con los impuestos de toda la paganería en general -desde la oprobiosa vienen realizándose aportaciones a la Seguridad Social tanto en la parte empresarial como con las cuotas obreras- incluyendo entre esas entidades las empresas exclusivamente privadas cuyo fin primordial es la obtención de beneficios en pesetitas entonces y lauros ahora.

Esa ley supuso que se empezaran a desempeñar servicios como la limpieza o las comidas por empresas privadas en los hospitales y servicios de atención primaria con la excusa del desprestigio de los empleados públicos. La realidad es que los cocineros, limpiadores, etc. que entraban por oposición seguían un procedimiento público y conocido -no era perfecto, lo sé- y una vez privatizado el servicio los contrata el empresario sin ninguna limitación. 

Pero la cosa fue a más, se privatizaron todos los servicios posibles y se realizaron los llamados conciertos que, resumiendo, son contratos para que los hospitales privados y empresas de ambulancias atiendan a afiliados a la Seguridad Social pagando las facturas en este caso el SESCAM.   Pueden ver en el gráfico de arriba cómo han crecido los conciertos en Castilla la Mancha entre 2002 y 2010.  No tenemos datos de 2011 porque la Mari Cospe, a pesar de lo que prometió en su discurso de investidura, es pensar en dar información salirle un sarpullido.

Quien dio los primeros pasos para la aplicación de las conclusiones neoliberales en materia de sanidad de la Comisión Abril (1991) y allanó el camino para permitir la entrada a saco de las empresas en la sanidad fue Felipe González con toda su chaqueta de pana -lo mismo ya la había abandonado- con la inestimable colaboración de PP, CiU y otros "bienintencionados" (con sus bolsillos) próceres. La ley 15/97 salió ya siendo Ánsar presidente del gobierno recogiendo los frutos de lo que había ido sembrando Felipe. Pueden ver quién es quién en la privatización de la sanidad, es de lo más interesante.

Pero las cosas están cambiando, ya hay grupos y movimientos que se oponen a la privatización y empiezan a ser muy efectivos, están CAS-Madrid (Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad en Madrid), la RAAS  (Red Autogestionada Antiprivatización de la Sanidad) y la PAS-Aragón (Plataforma Antiprivatización de la Sanidad en Aragón), la CASPV, esos para ir abriendo boca pero saldrán más, seguro. 


Estas iniciativas tienen en común que no aceptan subvenciones ni aportaciones económicas de empresas, se mantienen con las aportaciones de los afiliados lo que les da una enorme libertad e independencia para defender las causas que consideran justas y, para el zarampo, defender que la sanidad y los servicios sociales sigan siendo públicos es una causa completamente justa.


Tengan buen día todos.

4 comentarios:

enletrasarte, Omar dijo...

qué malos extranjeros inventan las políticas neoliberales...y que peor conciudadanos las ponen en práctica!!
mi solidaridad, saludos

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón, yo siempre he dicho que quien empezó todo esto fue el Felipito, aún recuerdo, porque en aquel entonces todavía trabajaba y los sindicatos movilizaban a gente, que hubo una huelga en contra de la reforma de la Seguridad Social. Es más fue quien implanto los famosos "contratos basura" y quien permitió que proliferasen las ITTS como la mala hierba, dejando las oficinas del INI, tan solo para que vayamos a sellar el paro. El Felipito, ese de la chaqueta de pana y ahora va de marcas, que cobra de nuestras aportaciones durante largos años, (curre 30 años, y cuando llegue la edad de jubilarme no tendré derecho a nada, llevo 8 en el paro ya desde el Sr. Asnar), y encima se dedica a dar discursos, fue el que abrió el cajón de la m…… y estos que hay ahora bien que se están lucrando con ello.
Y que conste que yo le vote en las primeras elecciones, pero cuando después de decir hasta la saciedad y recoger firmas en contra de la OTAN, gana las elecciones y nos mete en ella, desde entonces me defraudó y no le quiero ni en pintura.
El ya tiene y bien que se lo monto, el futuro resuelto.

Antonio Martín dijo...

Gracias por tu comentario, Anónimo. Me he dado cuenta de que la ley 15/97 se aprobó cuando ya era presidente Ánsar pero estoy convencido de que sin el trabajo previo del PSOE que aplicó las recetas neoliberales de la Comisión Abril y el voto favorable de los socialistas a la ley, ésta no hubiera salido adelante.

Antonio Martín dijo...

Gracias por tu comentario, enletrasarte.
La verdad es que entre unos y otros nos están haciendo papilla.
Saludos