miércoles, 18 de abril de 2012

Echániz tiene sus días contados como consejero de sanidad

La soledad de Echániz y su fracaso como aprendiz de brujo


Esa mano que te pierde...
Amadísimos todos, 

Veo señales claras de que a don Echániz le faltan dos telediarios para tener que presentar su dimisión o ser fulminantemente cesado por Cospedal.  Tras haber diseccionado las entrañas de un pollo para adivinar el futuro los indicios que se ven son reveladores.
Ya desde su entrada como consejero tuvo el primer patinazo, se descolgó criticando agriamente a Lamata por haber construido una sede excesivamente lujosa para la consejería de sanidad y bienestar social, criticó las dimensiones de los despachos y de los televisores de plasma y concluyó diciendo que vendería la sede para después alquilarla. Primera metedura de pata, ni ha vendido la sede ni la va a vender porque no contó, en su atolondramiento, con que el terreno de esa Consejería, ni el edificio a pesar de haber sido más que reformado, son propiedad de la Junta de Castilla la Mancha sino del Estado que fue quien transfirió el centro de menores que acabó siendo consejería. No he visto decir a Echániz nada de ese fiasco.

Sus recientes actuaciones han agravado su débil situación en el gobierno regional, se ha descolgado insultando a los médicos y eso es grave, ha venido a llamarles vagos cuando, ante la convocatoria de huelga del CESM propuso que la huelga fuera "a la japonesa".

Las reacciones no se han hecho esperar, CSIF, que uno de los pocos sindicatos que no apoyó la convocatoria de huelga del 29 de febrero pasado contra el plan de recortes Cospedal -eufemísticamente llamado "Plan de garantía de los servicios sociales"-  lo que le valió para hacerse la foto con la presidenta, ha llamado bocazas, soberbio y provocador a Echániz a quien ha exigido que pida disculpas a los médicos castellano-manchegos y se vaya planteando dimitir.

Tampoco secundó la convocatoria de huelga del 29F la Confederación Española de Sindicatos Médicos, sin embargo el pasado día 26 convocó una huelga de médicos en la región para mayo en protesta por el plan de recortes de Cospedal que afecta especialmente a sanidad. No estoy de acuerdo con la actitud de los médicos porque parece que se creen "seres de otra galaxia" que no osan mezclarse con el populacho en sus algaradas; desde mi punto de vista la huelga del 29 de febrero hubiera sido más contundente con el apoyo de los médicos y tenido más probabilidades de obtener el éxito de la retirada del plan de recortes pero lo que es meridiano es que tampoco los médicos están de acuerdo con los planteamientos de Cospedal ni con las formas de Echániz. De ahí que pidan la dimisión de éste sin retirar su convocatoria de huelga.

También son llamativos los problemas que los servicios sociales de toda la región por los retrasos en los pagos y el recorte en prestaciones que antes se venían realizando, ante ello la respuesta de Echániz ha sido a veces la de descolgarse insultando a los representantes de los dependientes llamándoles "francotiradores" en una muestra más del uso partidista de la web de la Junta que debiera ser un instrumento de servicio público.

A mayor abundamiento de señales para la desaparición de Echániz de la política regional está el creciente rechazo a la privatización de hospitales por el modo tan dictatorial de plantearla sin explicarla a nadie ni ofrecer ninguna ventaja a los profesionales afectados ni a los ciudadanos. Los movimientos contra la privatización no hacen más que crecer en todas las poblaciones afectadas e incluso se ven movimientos aún más amplios de colaboración con otras comunidades autónomas. Estas reacciones adversas a la política de Echániz y Cospedal en esta materia sólo puede deberse a una enorme torpeza a la hora de plantearla y llevarla a cabo. Las voces contra la privatización alcanzan ya el grado de clamor por lo que dudo de que consigan llevarla a cabo, entre otras cosas porque se han olvidado de que hay cosas que no se pueden enajenar como el hospital de Manzanares -que no es propiedad de la Junta- ni la dignidad de los ciudadanos y profesionales ante formas que tienen que ver más con épocas no tan lejanas y que todos querríamos ver definitivamente olvidadas.

Por último tenemos el escaso, por no decir nulo, interés que tiene la Mari Cospe por los problemas del gobierno y los ciudadanos de Castilla la Mancha, ella está más a las cuestiones "importantes" como la nacionalización de Repsol-YPF en Argentina, a ella las cosas de la region le parecen poca cosa por lo que Echániz tiene cada vez más difícil recabar el apoyo de Cospedal para sus iniciativas. 

Con todo esto a don Echániz sólo le queda una salida airosa y es la dimisión, si no lo hace y no le cesan ipso facto, se enfrenta a un periodo de languidecimiento progresivo en que no tendrá ninguna capacidad de maniobra puesto que ya se ha ganado enemigos en todos los frentes en que se ha movido sin cosechar ningún aliado y además la Mari Cospe está "en plan estadista" y se ha olvidado de la región.

Señor Echániz, no diré que ha sido un placer para mí tenerle de Consejero en Castilla la Mancha pero sí que le deseo lo mejor en sus nuevos destinos alejados de esta región.

Tengan buen día queridos paganini.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No creo que dimita,la mari cospe ya lo conocia cuando lo incorporo a su equipo, este señor tiene un pasado compartido con la mari cospe en la comunidad de Madrid y en mi humilde opinión lo eligio, por que este es el tipo de consejero que queria ademas es el representante del pp a nivel nacional de temas sanitarios, en palabras de aquel vasco,de cuyo nombre no me acuerdo este es el que menea el arbol para que otros cogan las nuecesy le seguiran animando a que siga.