martes, 21 de febrero de 2012

Privatización de la sanidad XI


En la anterior época de este pozo (qué viejuno está el zarampo que ya hasta tiene que hablar de épocas anteriores en lo que escribe) escribía, concretamente el domingo 11 de septiembre de 2011, que el periódico El País era muy descarado en la propaganda. Pueden ver lo que escribía ese día aquí.
Pues ayer domingo volví a caer en la tentación de comprar el periódico por aquello de recuperar las "buenas" costumbres. De verdad que me parece que cada vez es más certero el dicho de la "prensa canalla". 

Digo esto porque lo de ayer es una pasada monumental, me parece un gran ejercicio de sensacionalismo al servicio de un objetivo muy concreto: dar al sector privado un servicio de la importancia de la sanidad.
Es sensacionalista porque no se dan más que muy pocos datos que permitan observar lo que las opiniones del periódico proclaman. 
Empieza desde la misma portada con un "Los recortes causan el mayor deterioro de la sanidad pública" dice que el deterioro es el mayor pero no da datos de otros momentos en los que la sanidad haya sufrido deterioro solamente hace una frase grandilocuente que causa alarma social.
En páginas interiores no hace más que ahondar en la propaganda, el sensacionalismo y el miedo para los ciudadanos. Vean si no los titulares: "Hachazo de 5.000 millones a la sanidad",  "Falta de camas, servicios y guardias" y "Hay riesgo para los pacientes".
Para más "inri" se continúa con la falsedad que recogíamos aquí con anterioridad cuando mencionábamos el artículo en el que el mismo periódico decía "Castilla la Mancha entrega cuatro hospitales públicos al sector privado" y que ya comentábamos que no es correcto porque aún no se ha adjudicado ningún hospital a nadie, ni siquiera se han publicado en el D.O.C.M. los concursos que, en teoría, habrían de desembocar en esas concesiones. En el artículo del "hachazo de 5.000 millones" se vuelve a decir que Castilla la Mancha ha entregado mediante concesiones cuatro hospitales al sector privado lo cual es falso. Cada vez más me parece que es "un globo sonda" para ver cómo reaccionamos los ciudadanos.
En los artículos de este domingo hay muy poquitos datos, sólo dice cuánto cambian algunos presupuestos para sanidad comparando los datos de 2010 con los de 2012. Para Castilla la Mancha no da datos porque dice que no hay presupuesto aprobado para 2012 aunque sí que lo hay puesto que se ha prorrogado el de 2011. Si tomamos los presupuestos del SESCAM para 2010 y el prorrogado para 2012 que sería igual al de 2011 podemos ver que el presupuesto inicial disminuye en unos cien millones de euros, es decir, un 3,6%.Son las cuentas de mosén Barreda que la Mari Cospe, prorrogando el presupuesto, ha dado por buenas.
Es posible que se haga un presupuesto nuevo para 2012, aunque con lo vaga que es esta chica lo mismo tira hasta final de año con unos presupuestos que cuando se tramitaron en las Cortes regionales el PP puso a parir. Puede que en esos hipotéticos presupuestos nuevos se meta la tijera a fondo, es posible, pero por el momento lo que hay es una bajada del 3,6% entre el presupuesto del SESCAM para 2012 y el de 2010.
En resumen, que me parece que se sigue con la estrategia de Chomsky que citábamos aquí el jueves, una estrategia de control de la población que persigue llevarla al convencimiento de que la sanidad es un enorme problema que no tiene solución si permanece en el sector público. Una estrategia que está creando un problema en la mente de la gente para que cuando se ofrezca la solución de la privatización todos podamos respirar aliviados y olvidarnos, de momento, del tema. Digo de momento porque los avances del sector privado no se van a quedar ahí, aspirarán a captar todos aquellos servicios que puedan dejar un beneficio. Esto me recuerda a la privatización que hizo Ánsar de la Telefónica, fue algo parecido, todo estaba muy mal y había que sacar dinero y se hizo vendiendo a las empresas una compañía que había sido montada con los impuestos de todos y ¡que daba beneficios!. Privatizar beneficios y socializar pérdidas.
Un caso claro de socialización de pérdidas está en la "reestructuración bancaria" que, en resumen, no es más que dar un montón de millones de los sufridos contribuyentes a la "pobrecita" banca que ha sufrido pérdidas en el montaje del "ladrillo".
Pero no es que sea una cosa muy mala del PP porque son de derechas ni nada de eso, las ayudas a la banca ya empezaron en la época de Solbes (PSOE) quien creó un "fondo de rescate" de 30.000 millones de lauros para comprar "activos de calidad" a los bancos. Le siguió Elena Salgado (también PSOE) con el nuevo fondo de reptiles llamado Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria dotado con nuevos 9.000 millones de euros. Y ahora viene don de Guindos (PP) con una carretilla de 6.000 millones de euros para redondear, esperemos, la faena.
Pero vamos a la sanidad que era el tema del post. La sanidad es un sector muy apetecible, hay márgenes amplios para el beneficio privado y claro, es una pena que se lo lleven las masas de ciudadanos que no aprecian la "qualité" les gustan placeres sencillos y no entienden las diferencias entre los distintos tipos de caviar. Lo dice muy bien @EspeonzAguirre en Twitter.
Yo no digo que la sanidad en el sector público esté bien gestionada pero veo que la media de gasto por habitante en 2012 está previsto en 1.204 euros por habitante. La concesión de Alzira cobra 619 euros por persona y da beneficios (si no los diera la empresa ya se habría retirado o pedido nuevos suplementos como hizo en 2003) luego con casi el doble seguro que se puede dar una atención sanitaria de calidad, margen de mejora hay mucho pero los políticos no quieren. Los políticos no son más que administradores de la "finca" de los poderosos que los tienen para ir arrebatando cada vez más porciones de bienestar a los ciudadanos. ¿Hasta cuándo?.
Pero no hay que perder la calma, sobre todo porque es lo que pretenden. No nos dejemos llevar por el miedo, exijamos datos, explicaciones, sometamos a los políticos a un "tercer grado" si hace falta, que canten la gallina y nos expliquen, uno a uno en qué se gastan los euros que les hemos confiado. Yo creo que no hay motivos para el pánico, no he visto datos sino sólo propaganda y más propaganda intencionada.
La privatización no está hecha aunque a veces digan que sí y hay mucho margen a la racionalización de gastos sin necesidad de ceder el chollo a las empresas. Los ciudadanos podemos evitar ese expolio, es cuestión de estar alerta y "dar caña" que ellos, los poderosos, no las tienen todas consigo y por eso utilizan medios tan extraordinarios para intentar conseguir sus objetivos.
Buenas noches y que descansen queridos paganos.

No hay comentarios: